Categoría: Artículos de Opinión
Visitas: 433

 

 

Después de 25 años de iniciada la reforma judicial en El Salvador, hemos presenciado y de alguna forma hasta protagonizado la implementación de judicaturas especializadas como las de Familia, Penal Juvenil, Ejecución de Medidas, Penal, Vigilancia Penitenciaria, Menor Cuantía, Civil y Mercantil, Niñez y Adolescencia, Extinción de Dominio, Medio Ambiente y la Jurisdicción especializada para una Vida Libre de Violencia y Discriminación para las Mujeres. Hace un año, a principios de 2018, fue el turno de la Jurisdicción Especializada Contencioso Administrativa, largamente esperada, como pilar fundamental de un auténtico Estado de Derecho.

 

Aprobada la normativa especializada y la creación de los Tribunales Contencioso Administrativo en primera y segunda instancia, el Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ) realizó el proceso de selección de magistrados(as), jueces y juezas de lo Contencioso Administrativo.

 

Con la responsabilidad y compromiso institucional del Pleno del Consejo, se procuró que los aspirantes cumplieran los requisitos constitucionales y además tuvieran formación especializada y trayectoria profesional previa en Derecho Administrativo, incluida la labor de investigación académica (libros, ensayos, artículos) en la materia.

 

El 9/1/2017 se realizó la convocatoria pública y abierta en un periódico de mayor circulación y en las redes sociales institucionales para todos los profesionales interesados en participar en dicho proceso, según los arts. 34 a 36 del Proceso de Selección para Jurisdicciones Especializadas de Reciente Creación, del Manual de Selección de Magistrados/das y Jueces/zas del Consejo.

 

Después del primer filtro basado en el análisis de la currícula de los aspirantes, el CNJ por medio de su Escuela de Capacitación Judicial “Dr. Zeledón Castrillo”, y con fondos GOES, diseñó y ejecutó el programa de formación especializada para fortalecer las competencias cognoscitivas y prácticas de los futuros jueces. Para esto se obtuvo la participación de destacados docentes del área, tanto nacionales como internacionales, con sólida experiencia en formación judicial.

 

En el programa se aplicó una metodología activa y un sistema de evaluación centrado en la práctica, mediante el análisis y la resolución de casos. El plan de estudios duró 219 horas, divididas en 11 módulos de capacitación, realizados desde julio de 2017 a enero de 2018.

 

En diciembre de 2017 comenzaron las entrevistas ante la Comisión de Selección del Pleno del CNJ, para integrar a solicitud de la Corte Suprema de Justicia, las ternas de aspirantes a Magistraturas y Judicaturas en propiedad de la Jurisdicción Especializada Contencioso Administrativa. Dichas ternas fueron conformadas y remitidas el 9/1/2018.

 

Cumplida esa etapa se procedió a la capacitación de Magistrados y Jueces y demás funcionarios y personal del Órgano Judicial y del Sector de Justicia, desarrollando una segunda edición del curso especializado, esta vez dirigido a asesores, colaboradores de la Sala de lo Contencioso Administrativo y de los nuevos tribunales. Asimismo, con base en sus facultades legales, el Consejo ha extendido este servicio a abogados en libre ejercicio de la profesión y personal jurídico de instituciones públicas como la Asamblea Legislativa, Corte de Cuentas de la República, Tribunal de Ética Gubernamental, Centro Nacional de Registros, Ministerio de Hacienda, Superintendencia de Competencia y distintas alcaldías, entre otros. Todo ello, dentro de los límites de la Ley y del presupuesto asignado al Consejo.

 

Quienes tenemos el privilegio de servir al país desde las responsabilidades de dirección de los órganos públicos fundamentales vivimos la enorme complejidad de las tareas encomendadas, el alto nivel de las expectativas ciudadanas, la tensión permanente de los medios de control social, y al mismo tiempo, la escasez de recursos fnancieros e institucionales para cumplir los cometidos de nuestras organizaciones.

 

Afortunadamente, desde el diseño constitucional del ejercicio de las funciones públicas se ha previsto como pauta de actuación la colaboración interorgánica, art. 86 inc. 1º de la Constitución y por ello el CNJ suscribió junto a otras 12 instituciones públicas una carta de entendimiento con la Escuela Nacional de Formación Pública (ENAFOP), que es la encargada de la capacitación en el Órgano Ejecutivo, y en cuyo marco se han entregado a dicha Escuela dos módulos instruccionales de capacitación sobre la normativa contencioso administrativa, que pueden utilizarse tanto para cursos presenciales como virtuales, incluso de carácter masivo y abierto, para atender al mayor número de participantes.

 

Por supuesto, la preparación técnica y adecuación normativa corresponde a cada institución, como lo dispone el art. 166 de la Ley de Procedimientos Administrativos, pero con su trabajo en la selección de los nuevos jueces y en la preparación extensiva de otros operadores jurídicos, el Consejo Nacional de la Judicatura ha participado activamente en este importante cambio de época de la Administración Pública salvadoreña, para que la mejora de las funciones y servicios públicos ayude a recuperar la confianza de la población en sus instituciones.