Periodicidad y forma para realizar las Evaluaciones Judiciales

PERIODICIDAD Y FORMA PARA REALIZAR LAS EVALUACIONES JUDICIALES

Las evaluaciones serán dos al año y comprenderán seis meses de actividad judicial cada una. Una de las evaluaciones de la sede judicial será presencial y comprenderá el examen de todos los criterios de evaluación; la otra evaluación será no presencial y comprenderá únicamente el examen de dos criterios: a) criterio 6, denominado: “otras actividades administrativas objeto de evaluación: informes únicos de gestión y capacitación”; y b) criterio 8, denominado “eficiencia judicial”. 

Salvo resolución del Pleno, se podrá determinar que ambas evaluaciones sean presenciales o no presenciales, cuando por razones operativas sea procedente. 

En cuanto a la evaluación no presencial de acuerdo a los parámetros establecidos en la Guía de Actuación de la Unidad Técnica de Evaluación, se podrán realizar actividades de seguimiento, las que comprenderán el examen de los criterios 6 y 8, y la verificación del cumplimiento de las observaciones de la evaluación presencial anterior.

La actividad de seguimiento podrá efectuarse en los casos siguientes:
  1. Funcionarios con resultado no satisfactorio en la evaluación presencial anterior.
  2. Funcionarios con resultado satisfactorio que por circunstancias especiales advertidas en la evaluación presencial anterior ameriten la realización de una actividad de seguimiento. La circunstancia especial advertida, deberá ser propuesta por el grupo de evaluación ante la Jefatura, quien le dará el visto bueno y someterá a conocimiento del Pleno para su aprobación.
La Jefatura de la Unidad Técnica de Evaluación presentará al Pleno del Consejo Nacional de la Judicatura una programación de las respectivas evaluaciones. Esta propuesta deberá ajustarse al menos a las siguientes reglas:
  • Se visitarán todas las sedes judiciales de la misma zona geográfica, en las fechas programadas, desplazándose los grupos de evaluación a las sedes judiciales respectivas.
  • La visita de evaluación a cada sede judicial durará una jornada laboral completa. Solamente se podrán evaluar presencialmente más de una sede judicial cuando se trate de aquellas de muy poca carga de trabajo, y no se requiera más de 30 minutos para el traslado a la otra sede judicial.
  • Se coordinará que los medios de transporte, trasladen a los grupos de evaluación a las sedes judiciales a visitar.
  • Habrá un calendario de evaluaciones, de modo que los evaluadores judiciales tengan un flujo de trabajo constante, compuesto por las actividades siguientes:
    1. Desplazamientos para evaluación presencial;
    2. Evaluaciones no presénciales o de seguimiento;
    3. Documentación de evaluaciones presenciales y no presenciales y/o de seguimiento;
    4. Sesiones de trabajo para unificación de criterios;
    5. Sesiones formativas y de capacitación.
    6. Otros que determine el Pleno o el Jefe de la Unidad.
  • Por acuerdo de Pleno se podrá realizar reprogramaciones de visitas de evaluación, por suspensiones a las programadas, en caso fortuito o de fuerza mayor.