Capacitación
Escuela de Capacitación Judicial "Dr.Arturo Zeledón Castrillo" PDF Imprimir E-mail




 

  
   

MISIÓN, VISIÓN, PRINCIPIOS Y OBJETIVOS DE LA CAPACITACIÓN

Misión

La Escuela debe contribuir a la eficiencia y eficacia de la administración de justicia, atendiendo de manera permanente las necesidades reales de capacitación de sus operadores mediante diferentes formas del proceso de enseñanza aprendizaje, tales como, la capacitación recintual, en el puesto y a distancia; la ejecución del Programa de Formación Inicial para Jueces, el Programa de Formación Continuada, la coordinación con los proyectos de cooperación internacional en el ámbito de la capacitación y de los otros esfuerzos de esta naturaleza realizados por las demás instituciones involucradas en ella; la investigación de los principales problemas que presenta dicho sistema y la elaboración de propuestas para su tratamiento y solución. Todo ello, para que la justicia constituya un servicio auténtico, pronto, cumplido y adecuado a las exigencias de un Estado Constitucional y Democrático de Derecho.
Art. 3. Estatutos de la Escuela de Capacitación Judicial del Consejo Nacional de la Judicatura

Visión

La Escuela debe ser una valiosa herramienta para el desarrollo organizacional de las entidades a las que presta sus servicios, operando como un organismo académico dedicado a la enseñanza y fortalecimiento permanentes de los conocimientos, habilidades y actitudes que los operadores del Sistema de Administración de Justicia necesitan para prestar con excelencia sus servicios, así como a la investigación de los problemas fundamentales de dicho sistema, con el fin de formular propuestas de solución a los mismos.
Art. 4. Estatutos de la Escuela de Capacitación Judicial del Consejo Nacional de la Judicatura

Principios y Objetivos Generales

Las actividades de la Escuela se orientarán por los siguientes:

I. Principios

a) El fortalecimiento y respeto de la independencia de magistrados y jueces y la formación integral de ellos y de los otros destinatarios de la capacitación;

b) El respeto a la dignidad de la persona, la promoción de sus derechos y la potenciación de sus garantías;

c) La reflexión y el análisis de la función jurisdiccional, como base fundamental de la democracia y como medio para la consecución de los valores del Derecho;

d) Fortalecer el compromiso con la responsabilidad, el ejercicio prudente de los poderes y la voluntad de cumplir los deberes constitucionales y legales de los jueces y demás operadores del sistema de administración de justicia.

II. Objetivos Generales

a) Esforzarse por la consecución y observancia de los fines establecidos por la Constitución de la República para la educación.

b) Asegurar el continuo perfeccionamiento de la formación profesional y ética de Magistrados, Jueces y demás personal judicial y del Ministerio Público, ofreciéndoles diversas oportunidades de fortalecer y actualizar sus conocimientos, habilidades y actitudes positivas.

c) Contribuir al desarrollo institucional de las entidades a las que sirve y a que los operadores de éstas alcancen o fortalezcan el dominio teórico y la eficiencia práctica en el ejercicio de sus atribuciones, enriquezcan los criterios que les permitan desempeñarse adecuadamente en el cumplimiento de su función en la sociedad salvadoreña y comprender la responsabilidad que tienen para con ésta.

d) Brindar un servicio educativo sistemático y coherente con las expectativas de los destinatarios y pertinente con las necesidades reales de capacitación, para el desempeño de las atribuciones correspondientes a cada rol.

e) Formular programas y ejecutar actividades de capacitación con un enfoque integral, que comprenda los aspectos dogmáticos, normativos, prácticos y éticos, ilustrados con el análisis crítico de la jurisprudencia y de la legislación aplicada.

f) Contribuir a que de la manera más inmediata posible y luego en forma continua y sostenida, se apliquen en el lugar de trabajo los conocimientos, habilidades y actitudes adquiridos o fortalecidos mediante la capacitación.

g) Extender los beneficios de la actividad de capacitación hacia otros sectores de la sociedad, que puedan contribuir al perfeccionamiento del Sistema de Administración de Justicia.

h) Adecuar los planes de capacitación a las necesidades de las instituciones a las que presta sus servicios y enlazarlos a las metas de éstas.

i) Propiciar y contribuir al fortalecimiento de relaciones recíprocas de cooperación e intercambio, con otras escuelas judiciales, instituciones homólogas, universidades, asociaciones gremiales y demás entidades dedicadas a la investigación, docencia y prestación de asistencia y servicios jurídicos.

j) Identificar fuentes de cooperación financiera y técnica para apoyar el desarrollo de las actividades a su cargo, gestionar el auspicio de éstas, así como propiciar que las actividades de los donantes, en lo que respecta a la capacitación de miembros de las instituciones del Sector de Justicia, se realicen de manera coordinada, armónica, sin duplicaciones y en el marco de los planes del Consejo y de la Escuela.

Art. 5. Estatutos de la Escuela de Capacitación Judicial del Consejo Nacional de la Judicatura

PROGRAMA DE CAPACITACIÓN CONTINUA (PCC)

El Programa de Capacitación Continua es el conjunto de oportunidades de capacitación que se ofrecen a los demás operadores judiciales y jurídicos (distintos a quienes aspiran a ser jueces de paz), principalmente orientado a:

  • Propiciar espacios para que los jueces intercambien sus experiencias en la aplicación de los diversos ámbitos jurídicos de su competencia.
  • Plantear los problemas que afrontan los operadores y buscar en común alternativas de solución, con la guía de los capacitadores judiciales. 
  • Actualizar sus conocimientos en áreas que han experimentado cambios normativos o jurisprudenciales.
  • Profundizar su dominio o reciclar sus conocimientos en ciertos temas propios de la formación del profesional del Derecho, pero que se enfocan a los supuestos prácticos de aplicación judicial o que están vinculados con los conflictos sociales que con mayor frecuencia se someten a la decisión de los jueces.
  • Acceder a otras áreas de formación esenciales para su mejor desempeño, aunque no sean estrictamente jurídicas (como la resolución alternativa de conflictos, género, ciencias y técnicas administrativas, entre otras).

Dentro de este Programa es que se ejecuta la mayor parte de eventos de capacitación y representa el más amplio abanico de alternativas de formación para los operadores del Sector de Justicia. Ello es posible porque las actividades del PCC tienen, por regla general, una cobertura muy amplia y no se ejecutan mediante eventos únicos, sino a través de diversas “ediciones” de los mismos temas, de acuerdo con la cantidad de grupos de capacitandos a quienes interese la capacitación.

MODALIDADES DEL PCC

  • Formación básica. Cubre los aspectos sustentantes en un área temática determinada, de entre las competencias requeridas para el desempeño de un rol. Se ofrece a los operadores judiciales que por primera vez participan en las actividades de capacitación en la respectiva área temática. Usualmente, dicha formación constituye el prerrequisito para continuar capacitándose en el área temática correspondiente.
  • Formación complementaria. Está constituida por las actividades de capacitación que, siempre dentro de un área temática determinada, pretenden facilitar al capacitando dominios de conocimiento más profundos, relacionados con las principales labores que implican el desempeño de dicho operador. También incluye eventos de capacitación orientados a la modernización y actualización, que se diseñan en respuesta a las transformaciones normativas, de actitudes o de enfoque en la prestación del servicio de administración de justicia.
  • Actividades sobre áreas críticas. Orientadas al tratamiento de los problemas emergentes del trabajo de los capacitandos, cuando se estiman generalizados o su resolución es trascendental para el desarrollo personal o institucional. Dentro de esta clase de actividades se hallan las capacitaciones “correctivas”, dirigidas a mejorar el desempeño de los operadores de acuerdo con hallazgos precisos de la evaluación judicial, que estén relacionados con necesidades de capacitación no atendidas.
  • Actividades de Extensión Educativas. Dentro de las perspectivas de actualización de este Plan, el Consejo realiza actividades que representan oportunidades extraordinarias para satisfacer necesidades detectadas. Tal es el caso de conferencias u otras actividades con especialistas que visitan el Consejo, dispuestos a compartir su experiencia mediante los entornos de capacitación. Con este rubro de actividades, se resolverán y atenderán las peticiones de capacitación de otras instituciones o entidades relacionadas directa o indirectamente con el Sector de Justicia, que sean sometidas al Pleno del Consejo, así como los requerimientos de los que se deriven nexos de cooperación estratégica y recíproca con el Consejo y su Escuela. Esta modalidad incluye la administración de propuestas de desarrollo profesional para los operadores del Sector de Justicia, tales como: becas, comisiones especiales, visitas y observaciones de otras experiencias judiciales, etc. En todos estos casos, el Consejo garantiza una asignación transparente, mediante procedimientos regidos por la publicidad, objetividad e igualdad de condiciones de los capacitandos interesados.

ÁREAS TEMÁTICAS

Las diferentes áreas temáticas en las que se realizan actividades de capacitación son:

1. Derecho Constitucional y Derechos Humanos
2. Derecho Penal
3. Justicia Penal Juvenil
4. Derecho de Familia
5. Justicia y Género
6. Propiedad Intelectual
7. Resolución Alternativa de Conflictos
8. Capacitación a Capacitadores
9. Derecho Procesal General y Procesal Civil
10. Técnicas de Oralidad
11. Derecho Mercantil
12. Derecho Laboral
13. Derecho Civil
14. Derecho Administrativo
15. Derecho Ambiental
16. Derecho Financiero
17. Técnicas administrativas aplicadas a la gestión del despacho judicial

RELACIONES DE PRERREQUISITO ENTRE ACTIVIDADES

 La Escuela espera que el capacitando sea quien determine –por regla general– la capacitaciones que le serán de utilidad. Sobre la base de las ideas anteriores, se han adoptado las pautas siguientes:

 - Reducir al mínimo indispensable el establecimiento de prerrequisitos, siempre sobre la base de la debida o lógica secuenciación del tratamiento de temas.

- Excluir los prerrequisitos entre áreas (como cursos o actividades evaluadas que deben aprobarse previamente).

 La idea rectora es que la capacitación debe corresponder a las necesidades de los operadores. Esas necesidades no se presentan en el tiempo según el orden que la planificación determina para las capacitaciones en un área temática. Las necesidades arrebatan, sorprenden y urgen. La determinación de un prerrequisito implica que el capacitando debe aprobar una actividad de capacitación, no sólo haber participado en la misma. Las capacitaciones que se establecen como prerrequisitos son evaluadas.

PROGRAMA DE FORMACIÓN INICIAL PARA JUECES (PFI)

El PFI consiste esencialmente en un proceso de formación teórico-práctico destinado a la formación de aspirantes a ingresar a la Carrera Judicial, sobre la base del mérito. Su inicio fue aprobado por el Pleno del Consejo Nacional de la Judicatura, mediante el Acuerdo 3.3-07/2000 de 14 de enero de 2000, en cumplimiento a la atribución constitucional de “asegurar el mejoramiento en la formación profesional de los jueces y demás funcionarios judiciales”.

 


Copyright © 2011. Consejo Nacional de la Judicatura. Todos los derechos reservados
Final Calle Los Abetos No.8, Col. San Francisco, San Salvador, El Salvador.| Tel:(503) 2245-2449, (503) 2245-5260 | Fax: 2250-0623
www.cnj.gob.sv | Diseñado por Webmaster Institucional